ARCHIVOS

Conversatorio en Suecia ¿Qué está pasando en Venezuela?

Conversatorio en Suecia ¿Qué está pasando en Venezuela?

El viernes 22 de abril de 2016, en la Casa de la Solidaridad en Estocolmo se llevó a cabo un conversatorio que tuvo como tema central ¿Qué está pasando en Venezuela? El evento fue organizado por la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Suecia conjuntamente con el Comité Sueco por la Paz (Sveriges Fredsrådy) y la Red de Solidaridad con la Venezuela Revolucionaria (RESOLVER).

La actividad tuvo como objetivo informar a la sociedad sueca sobre los acontecimientos políticos y económicos que configuran una situación muy particular en la sociedad venezolana actualmente, a través de un análisis de esos hechos, surgidos a raíz de los intentos de los grupos más radicales de la oposición de materializar finalmente un golpe de Estado en Venezuela.

Debido a la importancia que reviste el tema planteado, se efectuó una amplia convocatoria a organizaciones sociales y personalidades de la política, cultura, academia, y prensa suecas, independientemente de sus fundamentos ideológicos, religiosos o políticos.

El evento se inició con la presentación del documental ““Ley de Amnistía: confesión de parte”, donde se explora exhaustivamente la llamada Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, aclarando los verdaderos propósitos que tratan de encubrirse con la promulgación de ese instrumento jurídico, ilegítimo a todas luces, pues es violatorio de los derechos humanos y propiciador de la impunidad ante los graves daños sufridos por la nación entera como consecuencia de un continuo sabotaje económico y la ejecución de actos criminales y vandálicos contra personas y bienes públicos y privados.

En ese sentido, en su exposición la embajadora de Venezuela en Suecia, Milena Santana, explicó los principales factores internos y externos que han incidido en que en nuestro país se cree un ambiente de inestabilidad que entorpece la labor del gobierno bolivariano en la consecución de los programas de desarrollo social y económico, impulsados desde 1999 a la fecha. La embajadora indicó que el clima de instabilidad que vive el país se debe a la actitud asumida por la actual Asamblea Nacional y a una serie de acciones irregulares, todo ello enmarcado en los llamados golpes suaves que se hacen con la participación de agentes extranjeros, como la Operación freedom 2 que ha sido denunciada públicamente.

Asimismo, se indicó que esos factores vienen determinados por una dimensión geopolítica al ser Venezuela un país rica en recursos naturales, hecho que la convierte en un foco de atención para los intereses foráneos quienes encuentran dentro del país fichas políticas y algunos representantes de los sectores del comercio y la industria local que están han venido ejecutando planes con vista a regresar al estado imperante antes de que se diera la Revolución Bolivariana, es decir de la recuperación del poder por la vía anticonstitucional.

Igualmente, se destacó el papel desempeñado por los medios de comunicación de masas en Venezuela y de otros países que han logrado consolidar una matriz de opinión adversa no sólo hacia actores políticos de la Revolución Bolivariana, sino también hacia el país entero, a través de una masiva y continua campaña de desinformación que se distancia cualquier principio ético con el objeto de imponer en las conciencias sólo aquellos paradigmas ideológicos que le sirvan en la sustentación y afianzamiento de un sistema que cada vez se hace más inhumano y depredador.

Finalmente, después de un intenso debate, ante la delicada situación creada por los sectores más conservadores y radicales de Venezuela, con el apoyo de sus homólogos en el extranjero, se hizo un llamado a la solidaridad para con Venezuela y su Pueblo y a unirse para vencer los intereses de la oligarquía venezolana y trasnacionales que pretenden un regreso al pasado.