ARCHIVOS

Discurso de la canciller Delcy Rodríguez en las Naciones Unidas

Discurso de la canciller Delcy Rodríguez en las Naciones Unidas

DISCURSO
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LAS
NACIONES UNIDAS
SESIÓN 7.621 DEL CONSEJO DE SEGURIDAD
Debate Abierto
“Respeto al Derecho Internacional para el mantenimiento de la
paz y la seguridad internacionales”
Fecha y Hora: 15 de febrero 2016; 10.00 am
Lugar: Sala del Consejo de Seguridad – ONU Nueva York
1. La escogencia para Venezuela de un tema de transcendental
importancia como el respeto al Estado de Derecho Internacional
para el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales estuvo
marcado por la imperiosa necesidad de develar las formas actuales
y letales de desmantelamiento de los órdenes jurídicos nacionales e
internacionales como vía para vulnerar un principio fundamental de
la Carta de las Naciones Unidas, específicamente el principio de no
injerencia en los asuntos internos de los Estados soberanos.

2. En la historia de la humanidad, la guerra y los conflictos han traído
sufrimientos incontables que han conllevado la obstaculización del
desarrollo social y el progreso económico. En razón de ello, la
prevención de los conflictos ha sido siempre un objetivo común de
la comunidad internacional. La garantía y preservación de la paz
como un propósito, como un principio y un derecho humano
fundamental hará posible el cumplimiento no sólo de las metas del
milenio sino también la Agenda 2030 que se trazó esta
organización en su 70 aniversario, y cuyo desarrollo agradecemos
profundamente al Secreetario General Ban Ki moon.
Página 2 de 9
3. A setenta años de la creación de la ONU, la pertinencia de este
Debate es más que elocuente, pues nos recuerda la “… importancia
básica de la igualdad soberana y … que los propósitos de las
Naciones Unidas sólo podrán realizarse si los Estados disfrutan de
igualdad soberana y cumplen plenamente las exigencias de este
principio en sus relaciones internacionales.”
4. Promover activa y permanente la vigencia de los propósitos y
principios de la Carta de las Naciones Unidas y del derecho
internacional, así como respetar y cumplir sus enunciados, son la
base para asegurar el mantenimiento de la paz y seguridad
internacionales.
5. La igualdad soberana entre los Estados, la independencia nacional,
la unidad y la integridad territorial de los Estados, la no injerencia en
sus asuntos internos, la no agresión, el arreglo pacífico de las
controversias y la cooperación, así como al derecho de los pueblos
a la libre determinación, el fomento a las relaciones de amistad y
cooperación entre las naciones, la práctica de la tolerancia y la
convivencia en paz como buenos vecinos, son los fundamentos
esenciales para la paz mundial.
La ONU
6. Tras el intento fallido de la Sociedad de Naciones de conformar un
sistema internacional fundado en la paz durante el primer cuarto del
siglo pasado, emerge de las cenizas de la segunda guerra, en
1945, la Organización de las Naciones Unidas con el firme
propósito –como lo expresa su preámbulo- de preservar a las
generaciones futuras del flagelo de la guerra. Así, la Carta de las
Naciones Unidas se constituiría en el primer acuerdo jurídico
internacional de carácter multilateral que expresamente
prohibió de manera definitiva la guerra como instrumento de
política exterior.
Página 3 de 9
7.Por tanto, el desarrollo del Derecho Internacional es uno de los
objetivos más importantes de las Naciones Unidas. La Carta de las
Naciones Unidas, en su Preámbulo, establece el objetivo de
“…crear condiciones bajo las cuales puedan mantenerse la justicia
y el respeto a las obligaciones emanadas de los tratados y de otras
fuentes del derecho internacional”.
8. En el marco del vigésimo aniversario de la creación de la ONU, la
Asamblea General adoptó la Declaración sobre la inadmisibilidad
de la intervención en los asuntos internos de los Estados y
protección de su independencia y soberanía.
9.Para la mayoría de las naciones no poseedoras de capacidades de
disuasión -ni de instrumentos de condicionamiento de las relaciones
interestatales o regionales-, el respeto el Derecho Internacional
se constituye en el pilar más importante sobre el que
descansan la paz y la seguridad internacional y en la
obligación que deben adquirir todos los Estados para procurar
un mundo justo y equitativo.
10. La Organización a lo largo de su devenir histórico ha
registrado importantes logros en el campo de la paz, la seguridad y
la cooperación internacional, destacando sus contribuciones a las
causas de los derechos humanos, la descolonización y el desarrollo
económico y social.
11. Sin embargo el mundo vive un estado de necesidad incesante
de estabilidad y paz que requiere actualizar sus estructuras y el
marco jurídico para atender los retos y desafíos que presenta la
violencia extrema, el terrorismo, la intolerancia y la proliferación del
odio.
Página 4 de 9
La guerra
12. Desde el año 2008 casi se ha multiplicado por tres el número
de guerras civiles libradas al pasar de 4 a 11, lo cual contrasta con
la larga tendencia a la baja observada desde principios de los años
noventa. Hoy sólo en Äfrica existen 8 conflictos armados, el Medio
Oriente cuenta con 4 escenarios violentos que sufrieron el
desmantelamiento de los Estados soberanos y dieron paso al
control de grupos terroristas y violentos extremos.
13. Un caso emblemático es el de la Cuestión del Medio Oriente y
la situación en Palestina, sobre la cual el Consejo de Seguridad ha
tenido un rol fundamental (ha aprobado casi noventa resoluciones),
pero que aún se mantiene irresoluto después de casi setenta años
y que incide de una manera determinante en la paz y la seguridad
de una región que durante los últimos quince años ha sufrido las
consecuencias de enfoques errados en el abordaje de soluciones
justas e integrales, entre las que predomina el establecimiento del
Estado Palestino, como aspecto fundamental y decisivo para la paz
en el Medio Oriente.
Venezuela, la República Bolivariana de Venezuela, inspirada en los
pasos de nuestro Comandante Eterno, Hugo Chávez, apoya la
causa Palestina decisivamente como un Estado independiente,
soberano, que tiene derecho al cese inmediato y no nos
cansaremos de repetirlo, al cese inmediato de las agresiones
criminales por parte de Israel contra su población, contra su
población infantil, contra sus adultos mayores, contra sus mujeres y
que recupere definitivamente su territorio legítimamente con el
apoyo de la comunidad internacional.
Página 5 de 9
14. El fenómeno del terrorismo, la proliferación de armas
pequeñas y ligeras, los conflictos prolongados, las situaciones
coloniales pendientes, la inestabilidad y la violencia en el Medio
Oriente y algunas regiones de África, son consecuencia de
enfoques contrarios a los propósitos y principios del derecho
internacional y a la Carta de las Naciones Unidas. Se
Se constituye así la violación al Estado de Derecho Internacional
como causante de conflictos violentos prolongados.
15. La humanidad se está enfrentando a la amenaza cierta de la
guerra permanente.
16. Mientras estamos aquí debatiendo la vigencia del Estado de
Derecho Internacional, intensas negociaciones de un grupo de
países se llevan a cabo para atender con urgencia la resolución
pacífica del conflicto en Siria, país azotado por el terrorismo y la
violencia extrema como vía para deslegitimar la voluntad de su
pueblo y la desintegración de su territorio.
17. Muchos conflictos sucedidos a lo largo de estas siete décadas
han podido prevenirse si las causas que los generaron no hubieran
estado recurrentemente vinculadas a intereses particulares de
dominación imperialista: Mientras los países en desarrollo hemos
sido abanderados en la vigencia y estricto apego a los propósitos y
principios de la Carta de las Naciones Unidas, algunos de los más
desarrollados se han empeñado en actuar en contrario, estimulando
actos unilaterales de agresión, que niegan los fundamentos y la
esencia de este organismo, de ambición constante por el dominio
capitalista de los recursos naturales, apegados a estrategias y
prácticas colonialistas y neocolonialistas, todo lo cual ha
recrudecido las desigualdades socioeconómicas, la discriminación;
la xenofobia; el intervencionismo, y la vulneración del derecho a la
autodeterminación de los pueblos. Paradójicamente, invaden,
asesinan, pagan mercenarios, ocupan territorios, usurpan la
Página 6 de 9
soberanía y autodeterminación de los pueblos en nombre de la
democracia y los derechos humanos.
Guerra no convencional. Poderes fácticos.
18. Aunado a lo anterior, cabe señalar la creciente intromisión en
los asuntos internos de los Estados por parte de Gobiernos en
violación del principio de no injerencia. Los intentos de ignorar el
derecho de los países y sus pueblos a decidir sobre su futuro, en
particular lo que hace a la definición soberana de su sistema
político, económico y social, constituyen un obstáculo a la
convivencia pacífica entre las naciones y, por ende, a la paz y
seguridad.
19. El mundo hoy sigue siendo víctima de la confrontación de
modelos antagónicos de explotación económica, hegemonizados
por poderes imperiales que exhaustiva e insaciablemente buscan
apropiarse de las riquezas naturales y materias primas para la
satisfacción de los intereses de una minoría mundial. Según el
informe OXFAM del año 2015, el uno por ciento de la población
mundial detenta la riqueza equivalente al 99 por ciento de la
población restante.
20. Existe una remetabolización del sistema capitalista para
garantizar su subsistencia y dominio hegemónico, poniendo incluso
en riesgo la existencia humana.
21. Esta remetabolización ha venido acompañada del desarrollo
de poderes fácticos que en tiempos recientes ha transformado la
naturaleza de los conflictos y las amenazas a la paz y seguridad
internacional. Los conflictos hoy en día no están referidos
solamente a confrontaciones bélicas sino que también abarcan el
sicariato económico, las guerras sicológicas, la crispación social, el
estrangulamiento financiero y tecnológico que impactan
negativamente la estabilidad de los países por estos nuevos
Página 7 de 9
desafíos que vulneran su soberanía y van en contra del principio de
no injerencia en los asuntos internos.
22. Básicamente el desmantelamiento de los Estados de Derecho
Nacionales y el Internacional visionan poderosas guerras no
convencionales donde la ocupación militar de extensos
territorios sólo vienen a acompañar la vulnerabilidad
institucional y la deslegitimación de los Estados soberanos ya
fuertemente debilitados frente a los poderes fácticos referidos.
23. América Latina, región de paz, sufre hoy amenazas reales de
desconfiguración de sus Estados nacionales e independientes. La
era neoliberal suplantada por modelos de desarrollo que viraron
hacia las capacidades y tecnologías y potencialidades internas de
nuestros países dando la espalda a yugos neocoloniales que solo
promovieron el saqueo de nuestras riquezas, pretende retornar a
nuestras geografías a través del uso de formas no convencionales
de desmantelamiento de los Estados de Derecho nacionales, y la
sustitución de la gobernanza por letales poderes fácticos. Los
golpes de estado asumen formas novedosas de debilidad
institucional provocadas por el injerencismo de estos poderes al
margen de la ley internacional en consonancia con factores internos
antidemocráticos y violentos que promueven el odio y la
intolerancia.
Propuesta
24. La gravedad y complejidad de los desafíos planteados
requieren de un abordaje decidido por parte de la Organización de
las Naciones Unidas, en particular del Consejo de Seguridad, que
permita a los Estados Miembros convenir nuevos enfoques de
carácter multilateral que permitan dar respuesta en el marco de los
propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas a las
situaciones que puedan derivarse de estas nuevas amenazas a la
soberanía e independencia política de los Estados.
Página 8 de 9
25. La República Bolivariana de Venezuela busca reafirmar la
plena vigencia de dichos valores, llamar la atención sobre los
riesgos y amenazas que desvirtúan su aplicación, y comprometer a
los Estados miembros en el cumplimiento efectivo de estas
disposiciones, con miras a fortalecer la paz y seguridad
internacional.
26. Mantenemos firmemente la necesidad de reconstruir el
andamiaje multilateral para imperiosamente preservar el Estado de
Derecho y adaptarse a la regulación de los poderes fácticos que
pretenden dominar violentamente al mundo con sus propias reglas,
dejando de lado, la gobernanza internacional.
Es una amenaza real que se cierne hoy sobre el mundo. La
sustitución de la gobernanza multilateral por poderes fácticos que
avasallan la soberanía y la independencia de los países.
27. Para esto, se hace necesario que en el ámbito del Consejo de
Seguridad se evite la aplicación de dobles raseros. Los miembros
de este Consejo debemos ser los principales y los más fuertes
defensores del Derecho Internacional, de su Estado de Derecho, de
sus normas, principios y propósitos de la Carta de las Naciones
Unidas debemos dar el ejemplo. Debemos aplicar la aplicación de
los dobles raseros en el tratamiento de los asuntos que afectan la
paz y seguridad internacional.
Por otro lado, en aras de salvaguardar y dar vigencia cabal a los
propósitos y principios de la Carta, los Estados Miembros deben
rechazar y abstenerse de aplicar medidas coercitivas unilaterales y
legislaciones nacionales con efectos extraterritoriales, al igual que
llevar al seno de este Consejo asuntos que son de la competencia
interna de los países, con arreglo a las disposiciones del artículo 2
(7).
Página 9 de 9
28. Cabe reiterar nuestra posición ante el 70° período de sesiones
de la Asamblea General, en el que resaltaba la necesidad de que
las Naciones Unidas adapte sus organismos y se someta a la
soberanía general de los pueblos del mundo que claman porque
su voz se escuche y sea respetada.
29. Bien lo recordaba nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez
que debemos democratizar y adaptar las Naciones Unidas, sus
órganos, a los desafíos que están planteándose hoy, y los
desafíos vienen con una avasallante ocupación de poderes
fácticos por el sistema multilateral del Estado de Derecho.
Muchísimas gracias.