ARCHIVOS

En 1787 Francisco de Miranda visitó Suecia

En 1787 Francisco de Miranda visitó Suecia

Nota de prensa

En 1787 Francisco de Miranda visitó Suecia

Con motivo de cumplirse los 200 años de la muerte de Precursor de la Independencia Americana, la Embajada de la República de Venezuela en Suecia rindió homenaje al ilustre Francisco de Miranda frente al monumento La Mano en la capital sueca. Esta obra escultórica simboliza la libertad y la lucha de los internacionalistas suecos que murieron en batalla contra el fascismo, durante la Guerra Civil Española.

Cabe destacar que el insigne Precursor de nuestra independencia llegó a Suecia cuando tenía 37 años, el 20 de septiembre de 1787. Durante su estancia de tres meses en este país escandinavo, Francisco de Miranda tuvo la oportunidad de visitar varias ciudades suecas, donde mantuvo encuentros con artistas como el famoso escultor sueco Johan Tobias Sergel, empresarios, altos funcionarios del gobierno sueco y militares.

Miranda fue recibido en
tres ocasiones por el rey de Suecia, Gustavo III, quien inicialmente pensó que el venezolano era un espía ruso, ya que éste portaba pasaporte ruso y fue hospedado en Estocolmo en casa del embajador ruso Andrei Razumovski. Para ese entonces las relaciones entre Rusia y Suecia eran muy tensas. Aún así el Rey sueco, en sus encuentros con Miranda, se percató de su gran erudición y no impidió su estadía en el país.

Como era su costumbre, Miranda en su famoso diario Colombeia realiza una detallada descripción de su permanencia en Suecia; igualmente, tuvo un vivo interés por la cultura sueca, el aspecto social (visitó orfanatos, cárceles, hospitales, etc.). También demostró interés por las técnicas de refinación de diferentes minerales, razón por la cual visitó las minas de plata en Dannemora, de cobre en Falu, así como las de hierro en el norte del país.

Así pues, podemos observar la huella que dejó Francisco de Miranda en esta parte del mundo, de gran interés para historiadores de nuestra historia y en general para todos, que contribuyó a forjar su denso pensamiento liberador y creativo, razón por la cual le rendimos un merecido tributo este día.

Estocolmo, 14 de julio de 2016.