ARCHIVOS

Presidente Maduro reitera compromiso venezolano de construir una nueva frontera de paz

Presidente Maduro reitera compromiso venezolano de construir una nueva frontera de paz

Caracas, 01 Sep. AVN.- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reiteró hoy su compromiso para la construcción de una nueva frontera con Colombia basada en la paz, trabajo y el respeto mutuo.

“(Nuestra) gran responsabilidad es establecer y construir una frontera de paz, de trabajo, libre de paramilitarismo, de chantaje, de guerra económica, de violencia. Una nueva frontera, es una responsabilidad de parte y parte”, expresó en el programa radiotelevisivo semanal Contacto con Madur desde Beijing, China, a propósito de la visita a ese país para afianzar lazos bilaterales.

Señaló que ese es el objetivo principal de las acciones constitucionales tomadas desde hace dos semanas, pues es necesario la protección del pueblo venezolano que vive en la frontera, agravada actualmente por la penetración del paramilitarismo colombiano y el contrabando de extracción de alimentos y de productos venezolanos hacia el vecino país.

Además, reiteró su llamado a su par colombiano, Juan Manuel Santo, al diálogo para solventar el conflicto en la frontera, acción que debe estar basada en el respeto y la verdad, y exhortó a todas las autoridades colombianas al cese de la campaña de descrédito contra la nación.

“Llamo a las autoridades colombianas a que cesen a su campaña de odio y de mentira contra Venezuela y contra mí como Presidente de la República, y en base a la verdad el respeto: Busquemos soluciones profundas, estructurales y radicales, que es lo que nuestros pueblos quieren”, subrayó.

El presidente Maduro recalcó que en Venezuela viven actualmente 5,6 millones de colombianos, quienes han sido incluidos en los diferentes programas sociales impulsado por el Gobierno Bolivariano (alimentación, salud, educación, vivienda, empleo).

Los colombianos que se desplazaron a Venezuela, llegaron al país huyendo de la guerra, de la violencia, de las bandas de narcotráficos y paramilitarismo, lo que generó como resultado final “una oleada de una crisis humanitaria severa, lo que más corresponde para la responsabilidad histórica. Debe ser reconocer esa realidad y no caer en el juego en una campaña de manipulación, de mentira, que los pueblos no creen”.

Manifestó que el Gobierno Nacional continuará tomando acciones constitucionales para la defensa de la paz en la frontera entre ambas naciones.

En defensa de la paz y la estabilidad en la frontera con Colombia, el presidente Maduro ordenó el pasado 19 de agosto cierre de la frontera, medida que se mantendrá por tiempo indefinido hasta que se restablezca la convivencia y el respeto a la legalidad, además del estado de excepción en los municipios Bolívar, Pedro María Ureña, Junín, Capacho Viejo, Capacho Nuevo, Rafael Urdaneta, Lobatera, Ayacucho, García de Hevia y Panamericano, todos del suroccidental, andino y fronterizo estado Táchira.

Maduro denunció que por el paso fronterizo Puente Internacional Simón Bolívar, ubicado en la frontera colombo-venezolana, se emprendía diariamente una operación destinada al contrabando de extracción de autopartes desde Venezuela a Colombia.

“Todos los días por ese puente fronterizo Simón Bolívar ingresaban a Venezuela 40.000 vehículos. Muchos de estos vehículos, varios miles de estos vehículos, entraban y en una operación especial le cambiaban todo: Los cauchos, la llamada batería y otros componentes del vehículo, y luego pasaban al lado colombiano y en un circuito perverso de extracción les quitaban todo eso y regresaban, el otro día, a Venezuela con cauchos usados, viejos”, dijo.

Señaló que por delitos de este tipo, que forma parte de la guerra económica que emprende la extrema derecha y la burguesía para golpear la economía del país —y a lo que se han sumado también el contrabando de extracción de productos de primera necesidad y la importación, desde Colombia, de prácticas paramilitares— el Gobierno bolivariano activó medidas para la protección del pueblo de Venezuela y de la economía de su país.

“Nosotros lo que queremos es que esa frontera sea un centro donde fluya la cultura, la vida, el intercambio, el respeto, los seres humanos, que seamos seres humanos y que seamos hermanos de verdad”, subrayó.

Mencionó que debido al contrabando de extracción de los insumos automotrices fueron afectadas aquellas personas que trabajan en el área de transporte, por lo que el Gobierno venezolano también ha encaminado sus esfuerzos a atender a este sector.

Con naciones aliadas, como China, es establecerá nuevas plantas de producción “que rompan de raíz la guerra económica a todo nivel”.

También reiteró la petición de cese de las campañas de odio en contra de Venezuela promovida por sectores de la derecha colombiana.

“En Bogotá deben recobrar la sensatez, debe haber un cese a la campaña de odio donde llaman a asesinarme públicamente, de odio contra Venezuela, recobren la sensatez y busquemos un punto de equilibrio, de entendimiento para una nueva frontera”, dijo.

Asimismo, reiteró la disposición del Gobierno venezolano con el Gobierno de Colombia, con el fin de acordar estrategias para solventar conflictos en común.

“En los últimos días he hecho varias propuestas, entre ellas que se tomen medidas para prohibir el ataque a la moneda venezolana que se hace en las ciudades fronterizas: Ningún pueblo en el mundo puede aceptar que en la frontera inmediata de su país vecino, y en la capital de dicho país, se coloque el precio de su moneda y al sistema cambiario dentro de una política de ataque, nosotros no lo haríamos jamás”, indicó.

A su vez, recordó que Venezuela ha exigido a las autoridades colombianas a asumir el compromiso y las acciones concretas para erradicar el contrabando de extracción, como parte de la guerra económica promovida por sectores de la derecha nacional e internacional.

“En Colombia se vende en muchas regiones, productos de calidad y precio de Venezuela: Sólo en Cúcuta el 80% de todos los productos son venezolanos (…) allá prácticamente se legaliza la actividad de contrabando y venta ilegal de productos que son extraídos por redes criminales de contrabandistas en la frontera”, denunció.

Un total de 3.000 efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana participan en los planes para restablecer la paz y el orden en la frontera de Táchira con Colombia.