ARCHIVOS

Venezuela asume presidencia del MNOAL hasta 2019

Venezuela asume presidencia del MNOAL hasta 2019

El jefe de Estado de Irán destacó que Venezuela contará con el apoyo de su país en esta tarea que ejercerá hasta 2019.

El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, recibió de manos de su par iraní, Hasán Rouhaní, la presidencia del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL).

Durante la plenaria de Alto Nivel de la XVII Cumbre del MNOAL, Rouhaní destacó que el Gobierno venezolano puede contar con el apoyo incondicional de Irán para ejercer esta labor hasta el año 2019.

“La República Islámica de Irán tiene el honor de entregar la responsabilidad del MNOAL al Gobierno hermano de Venezuela”, dijo.

Por su parte, el dignatario venezolano aseguró que este mando “será usado con firmeza y lealtad para la causa de nuestros pueblos”

Maduro agradeció el apoyo unánime de los 120 países del MNOAL para que su país asuma la presidencia de este poderoso movimiento y les ofreció la “bienvenida más cálida, más sentida y más amorosa a nombre de todo el pueblo venezolano”.

Se trata de la primera vez que Venezuela asume las riendas de esta organización internacional, fundada oficialmente hace 55 años, en 1961, y es integrada por 120 naciones de África, Asia, Europa Oriental y de América Latina y el Caribe.
Maduro señaló que todo el trabajo de preparación de la Cumbre ha llevado un trabajo intenso, debido a diversos conflictos en el escenario mundial que el MNOAL ha tenido que enfrentar y que ha permitido “una renovación de nuestra historia”. El MNOAL ha tenido unas seis décadas de lucha de los pueblos en contra del colonialismo, el esclavismo, los saqueos, en pro de su autodeterminación, de su independencia y del respeto a su soberanía, expuso.

Por ello, indicó que era de suma importancia “visualizar las fortalezas, también las debilidades y sobre todos los retos y desafíos que tiene el movimiento a la luz del patrimonio histórico que recogemos”.

Así, desde su perspectiva, el MNOAL tiene tres etapas claramente identificadas:

La primera etapa, que inició con la Conferencia de Bandung, en 1955. Allí se echaron las bases con los 10 mandamientos de Bandung. Esta época nació con una iniciativa que buscaba “echar a andar en otra dirección el carro de la historia”. Otro momento histórico de esta etapa fue la Conferencia de Belgrado, en 1961, lo que a su juicio dio el paso definitivo de articulación de un grupo que pugnaba por un mundo no colonizado.

Caracterizada por el surgimiento de un movimiento que reunió a toda las conciencias rebeldes, justas luchadoras del mundo. A todos aquellos de distintas culturas, religiones que aspiraban un mundo distinto luego del horror de la II Guerra Mundial y que canalizaban todos los procesos de búsqueda, independencia, soberanía. Ellos decían NO a un mundo bipolar.

La expansión, el prestigio, la democratización de la información fueron marcas de esta etapa, detalló.

La segunda etapa inició en la década de 1990. A juicio del mandatario venezolano fue la etapa más compleja y dura, caracterizada por el surgimiento de un mundo unipolar en lo político, económico e ideológico. La imposición del modelo capitalista como modelo único y con amenazas y guerras como estrategia para cambio de gobiernos.

La Cumbre de 2003 fue emblemática desde su perspectiva, ya que dio inicio al alumbramiento de un mundo nuevo que aún está en pleno desarrollo, con la emergencia de nuevos bloques de poder, con el surgimiento de una nueva geopolítica donde el MNOAL analiza nuevamente el papel que le toca jugar.

Con las Cumbres de Malasia, de Cuba, Egipto e Irán se comienza a perfilar la posibilidad de un mundo pluripolar, multicéntrico, que busque “la conquista y la construcción de nuevas relaciones de poder institucional, de transformaciones vitales en el sistema (…) y nos permita el surgimiento de un sistema de relacionamiento económico, social, político, cultural desde la perspectiva y cooperación sur-sur que clave, la columna vertebral de la doctrina de MNOAL”.

La tercera etapa, para Maduro, está en pleno desarrollo desde 2003 hasta la fecha, y la preparación de esta cumbre ha llevado importantes jornadas. Por esto propuso que el documento final de las 17 cumbres desarrolladas previas a la de altos funcionarios con los temas centrales que han activados sea denominado la Declaración de Margarita, la cual hace un ejercicio extraordinario al vaticinar cómo será la agenda mundial a la luz de lo que ha ocurrido en 2016, con vista a lo que está por venir./TeleSur