ARCHIVOS

Gabriela González, Venezuela en una Sola Voz

Gabriela González, Venezuela en una Sola Voz

Con el nombre “Venezuela en una sola Voz” y bajo el patrocinio de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela, se realizó con gran éxito el concierto de la soprano venezolana Gabriela González Toledo.
Dicho concierto es parte de una serie de eventos que prepara nuestra Representación Diplomática, con el fin de promover el patrimonio cultural de Venezuela y con la intención de apoyar a los artistas residentes en Suecia. El concierto ofreció la inmensa poesía y calidad musical de los compositores venezolanos.
La Embajada de Venezuela busca transmitir en el escenario nórdico los valores musicales, ya reconocidos a través del Sistema de Orquestas, así como apoyar a los ensambles, grupos y solistas que difunden nuestra música.
En su primera aparición Gabriela González interpretó las composiciones de Modesta Bor, Inocente Carreño y Raimundo Pereira. En su segunda aparición ante el público sueco y latinoamericano que colmó la sala, la soprano interpretó música folclórica cambiando los ritmos como el joropo, el golpe oriental y la gaita zuliana.
Gabriela González nació en Maracaibo, sus primas lecciones de canto las recibió del maestro barítono Francisco Krauss, Por muchos años participó en el grupo vocal Madrigalistas Vicente Emilio Sojo bajo la dirección del maestro Director de coros Hugo Coresetti.
González cantó por muchos años en el coro de la Opera del Teatro Teresa Carreño. En 1994 recibió una beca del Consejo Nacional de la Cultura ( CONAC) con el fin de continuar sus estudios de canto en la ”Universität für Musik” en Viena. En 1997 realizó un Concierto de caridad para la UNWG (United Nations Women’s
Guild) en Viena. En Estocolmo ha continuado sus estudios de música y su preparación en el canto.
En el concierto ofrecido en el Teatro Ärsta de Estocolmo, Gabriela González estuvo acompañada por el pianista Anders Wadenberg y por Marcos Monserrat quien en la segunda actuación estuvo a cargo del ritmo de las maracas y el tambor. El concierto fue disfrutado por el público sueco y latinoamericano que emocionado, y al final del mismo, felicitaron el trabajo impecable de la soprano venezolana.